Trujillo, 22 de julio de 2018

Ronald Jerry Peña Miranda, de 38 años, fue intervenido ayer en el centro poblado de Pacanguilla, en Chepén. Según la fiscalía, el acusado y la menor “sostenían relaciones sexuales consentidas”.

El Ministerio Público de La Libertad ordenó la liberación del párroco Ronald Jerry Peña Miranda (38), quien fue intervenido ayer al interior de un hostal con una menor de 16 años, en el centro poblado menor de Pacanguilla, en la provincia de Chepén. 
Según la fiscal Noemí Sánchez Moreno, responsable del caso, el párroco y la adolescente afirmaron tener una relación sentimental desde enero de este año, por lo que “sostenían relaciones sexuales consentidas”.
«Si bien es cierto estamos frente a un acto reprochable, inmoral, que debería ser sancionado por las autoridades administrativas correspondientes, no se trata de un hecho de connotación penal como una violación sexual, pues a partir de los 14 años los menores pueden tener relaciones sexuales voluntarias o consentidas, según la ley», indicó la fiscal.
Sánchez añadió que el sacerdote quedó en calidad de citado. «Por más que la adolescente haya dicho que tuvo relaciones sexuales consentidas, queremos ver si existe algún grado de afectación psicológica o emocional», dijo.
Manuel Montoya Hernández, ex decano del Colegio de Abogados de La Libertad, sostuvo que no puede ser encarcelado “quien tenga relaciones con una menor de 14 a 18 años, cuando esta haya prestado su consentimiento”.
También era su profesor
De acuerdo con la fiscalía, Ronald Peña no solo se desempeñaba como sacerdote de la parroquia San Agustín, en la provincia de Pacasmayo, sino también era profesor de religión de la adolescente en la institución educativa Santa Inés en el distrito de Guadalupe.
Ante esta situación, el gerente regional de Educación de La Libertad, Rafael Moya Rondo, anunció que la UGEL Pacasmayo abrirá una investigación para determinar el grado de relación que tenía el sacerdote con el sector educación.
El funcionario añadió que de ser cierto que laboraba como docente de la referida institución educativa, se trataría de un caso “grave” y se dispondría de su “expulsión inmediata”.

El sábado por la noche, el Arzobispado Metropolitano de Trujillo emitió una nota de prensa en la que anunció la suspensión del párroco.


Johnny Aurazo/El Comercio

¿Qué opinas?

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.