El secreto del colegio que cada año envía alumnos a la universidad de San Marcos
Los docentes explican el método que da resultados exitosos por tercer año consecutivo. (Andina)
Los alumnos del colegio Juan Pablo Peregrino, de Carabayllo, donde promociones completas suelen ingresar a la universidad, siguen dos años de estricta e intensa preparación para alcanzar ese objetivo. ¿Cómo lo logran?
Los niños son preparados desde el primer año de secundaria y, de acuerdo con su rendimiento académico, los más destacados son seleccionados para recibir un adiestramiento especial, comentó  el coordinador académico de esa institución, Pedro Pablo Uribe.
En los primeros tres años los alumnos sobresalientes reciben todos los conocimientos que exige el currículo aprobado por el Ministerio de Educación, de manera intensiva y muy disciplinada, con material preparado especialmente para ese fin, incluidos los cursos de Economía y Filosofía.
Luego, los dos últimos años, que corresponden al cuarto y quinto de secundaria, se dedican de manera exclusiva al aprendizaje para el ingreso a la universidad.
Este tipo de preparación se da acorde con la universidad a la que quieren postular y la carrera que deseen seguir, para lo que se les aplica tests vocacionales que los ayudan a decidir. Generalmente, los chicos postulan a San Marcos y a la Universidad Nacional de Ingeniería.
Pero, eso sí, aunque sean diferentes las carreras a seguir, los alumnos se ayudan entre sí, es decir, que si alguno de ellos tiene dificultades con una materia los demás le comparten sus conocimientos, porque siempre, como en todo salón de clases, unos destacan más en ciencias y otros en letras, y el propósito es que todos vayan parejos en el aprendizaje.
“El método que usamos es propio y hemos ido perfeccionándolo en el tiempo a través de la experiencia. Empezamos con un trabajo netamente académico, como un colegio preuniversitario, pero vimos que muchos alumnos no le agarraban gusto a las clases, porque eran muy exigentes; entonces, completamos esa preparación con talleres de deportes y danzas, como la parte recreativa, para darles otra forma de aprender y de relajarse también cuando es necesario”, explicó el docente.

Juan Pablo Peregrino es un colegio integral que incluye en su preparación la enseñanza del idioma inglés y la tecnología, indispensables para los profesionales de hoy.
Pero también le da un espacio importante al aspecto emocional de sus alumnos. Para eso, un equipo de psicólogos trabaja con los chicos que tienen problemas en casa, que provienen de hogares con padres separados o que requieren de apoyo para seguir avanzando.
En esta oportunidad postularon 28 alumnos a San Marcos, de los cuales ingresaron 22. El año pasado hicieron lo propio 25, y el 2016 ingresaron 25 estudiantes.
Muchos de ellos son profesionales en diversas ramas y a la vez son docentes, como un profesor de Biología que es médico y un profesor de Historia que es historiador y también estudió docencia, lo que hace que sus clases sean realmente estimulantes. Así es como los chicos aprenden en este colegio y logran al primer intento un cupo universitario, gracias a la perseverancia, la disciplina y el sacrificio.

FUENTE: ANDINA

¿Qué opinas?

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.